MARITZA BARRETO

domingo, enero 31, 2016


sábado, enero 09, 2016

ARRIENDO MI PRECIOSO BULÍN
ver 8 fotos
(año corrido)

cel: 62 82 90 82







absolutamente inspirador, aquí se escribió… :

Pelícano milenario




La roca y la espuma
la ola y la arena
el invisible diseño que dibujas en el aire cuando vuelas
y mi precaria existencia de barca a la deriva
te proclaman
emperador de los mares
a ti
pelícano milenario

Llevas en tus alas, inscrito el secreto del Universo,
Hasta el océano grandioso
empequeñece
y se hace espejo
por duplicar el esplendor de tu vuelo

El aire que rasgas,
seda celeste,
cruje
gime
suavemente
con tu vuelo silencioso
y el viento de las alturas peina tus plumas prehistóricas

Mas tú,
sereno,
entrecierras tus ojos de  membranas
recibiendo la brisa placentera
que acaricia tus alas elegantes.

Ni siquiera te agitas
e ignoras sabiamente
la humana emoción que me conmueve.



Maritza Barreto


… y  también :


Océano

Hoy te soñé, océano

Quiero abrazar tu azul y contenerte en mi vientre
dejar que tu espuma nácar bese y resbale mi cuello
…hasta mis senos

Tengo sed de tu abrazo marino,
más azul y más Pacífico en mi sueño

Desde mi onírico  cerro
te deseo y salto
a tu encientro salino

La roca Esperanza rasga mi piel
y la sangra

ruedo…caigo…muero

Como una caracola,
arredondada en mi lecho de madreperla,
muerta de sed,
sucia de algas y arena,
emerjo.

Océano… hoy te soñé

Maritza Barreto




Y muchos otros poemas y cuentos fueron escritos 
en éste… mi pequeño bulincito que ahora está…
en arriendo







sábado, diciembre 12, 2015

Carta a mi Madre





Mamá, te cuento
que el otoño empezó a cortar
las hojas amarillas
y los días son muy grises
y helados.
Que yo te llevo dentro
y te converso
y camino contigo
y te cuento de mi desamparo
del miedo a tu ausencia.

Mamá, te cuento
que a veces soy muy niña
y muy chiquita
y busco tu abrazo
y no quiero perderte

Te cuento de estas calles solas,
(tan lejos de mis calles,
tus calles).
Te cuento de estos árboles
que no son los míos.
Te cuento que busco tu mirada
en las pupilas de la gente,
y encuentro cuencas vacías.

Te cuento, mamá
que a veces miro este mar
y pienso en el nuestro
tan distinto
y me siento tan pequeña
en la inmensa distancia
en el vacío...

Y construyo mi existencia
para alcanzarte,
para mostrarte algo,
para llevarte.
para decirte

que he crecido




***


Montevideo, 23 de Junio 1981

jueves, noviembre 05, 2015

Mi querido Viejo, hoy cumplirías 95
A MARIO, MI PADRE




Recuerdo su mano segura guiando mi infancia,
su olor a tabaco nuevo y a frescas lavandas,
su tierna caricia en mi pelo, su áspera barba
y su mirada grande reprochando mis faltas

su frente triste
quizás enojada
por algún desacierto
de mi juventud lejana

Muchos años pasaron,
me alejé de su lado,
pero siempre, a su alma de alondra,
la llevé en mi costado

Un invierno muy frío, me pidió que volviera.
Regresé para estar hasta el último tramo.


Esa noche tomé, su mano en mis manos
y así, como él mi infancia guiara,
fui guiando su paso
hacia Otra Morada.
"Padre mío –le dije-:
Soy yo, aquí estoy a tu lado.
Ve tranquilo.
Sabrás que estarán tus amores cuidados.
Procediste correcto, no temas. Descansa.
Padre mío, no temas. Te guío.
Has de saber que todos
estamos de ti agradecidos".

Eso dije y él
desprendió de su cuerpo, su alma
como un viejo gabán que se olvida.
Y se fue con un beso en la frente
En su frente, por mi... tantas veces besada.

Me quedaron de él muchas cosas:
Enseñanzas, valores, anécdotas pasadas,
mas de todo el tesoro que de él heredara
fue el más sabio secreto que su fin me dejara:
“No es más que una pausa y natural es la muerte”
Y él se fue para siempre
con mi beso en su frente

Maritza Barreto